Doble atentado del Daesh deja más de 165 muertos en Bagdad

Hace 2 años.

Foto: Agencias
Foto: Agencias

Los atentados suicida con coche bomba perpetrados por el autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe), en dos zonas de la capital iraquí, Bagdad, dejó un saldo de al menos 165 muertos y 200 heridos.

La explosión que más daño causó tuvo lugar a la 01H00 hora local del domingo (22H00 GMT del sábado) frente a la tienda de helados Yabar Abu al Sharbat, en el distrito de Al Karrada, en el centro de la ciudad, donde la mayoría de la población es chií y es frecuentado por la clase media-alta.

En este atentado se reporta la cifra más elevada de víctimas mortales en un solo ataque registrado este año, con no menos de 150 muertos. Además, unas 200 personas resultaron heridas en el ataque que también provocó graves daños materiales en la avenida principal de Al Karrada. Varias tiendas y vehículos quedaron destruidos y calcinados.

Tras conocerse el ataque, el Daesh asumió la autoría en un comunicado, firmado en Wilayat Bagdad (Provincia de Bagdad) y difundido en las redes sociales, en el cual asegura que el objetivo eran los chiíes.

“En el marco de las permanentes operaciones de seguridad de los soldados del califato en la ciudad de Bagdad, el hermano muyahidín (guerrero santo) Abu Maha al Iraqui logró hacer estallar su coche bomba en una concentración de renegados (chiíes)”, reza el texto.

El grupo terrorista además advirtió de que sus acciones seguirán perpetrándose: “Con el permiso de Dios proseguirán los ataques de los muyahidines contra los renegados”.

El segundo carro bomba estalló en el mercado popular de Shalal, situado en la zona de Al Shaab, en el noreste de Bagdad. En esta zona la población también es mayoritariamente chií. En este atentado murieron seis civil y se registró un mínimo de 12 heridos, además de destrozos en varios comercios. En este ataque se usó un dispositivo explosivo de fabricación casera.

Condenan inacción de autoridades iraquíes

Luego de los atentados, el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, se dirigió hasta Al Karrada, donde calificó el acto de los terroristas como acciones desesperadas: “Después de haber sido aplastados en los campos de batalla cometen ataques con explosivos en un intento desesperado”.

Al Abadi también prometió castigar a “las bandas terroristas que perpetraron el atentado” y mostró su confianza en que “la victoria está muy cerca”.

No obstante, la población de Al Karrada recibió con profundo enojo la visita del jefe del Gobierno porque lo culpan de no proteger a los civiles de las acciones de los extremistas. En el acto, decenas de ciudadanos lanzaron piedras y zapatos al convoy de Al Abadi y le gritaron “vete”.

En contexto

Hace más de dos años el autodenominado Estado Islámico proclamó un califato en los territorios bajo su control de Iraq y Siria, donde llegó a dominar hasta un tercio y la mitad del territorio, de estos respectivos países. No obstante, recientemente el Daesh ha sufrido un retroceso en el campo de batalla, lo que coincide con el aumento en los últimos meses de ataques en Bagdad.

Entre tanto, la ofensiva de las fuerzas iraquíes están surtiendo efecto y están logrando acosar al grupo extremista en Mosul, su más grande fortificación en Iraq, y en otras zonas del norte del país. Además, el Daesh recientemente ha recibido un duro golpe al ser expulsados, a finales de junio, de la ciudad de Faluya, una de sus rutas estratégicas para su abastecimiento y relevo de fuerzas, ubicada a tan solo 50 kilómetros al oeste de Bagdad.

T/Tags/TeleSur