Derecha reedita tácticas mortales de 2014

Hace 1 semana.

Foto: AVN

Desiré Cabrera, portavoz del Comité de Víctimas de las Guarimbas, quien permaneció cuatro horas secuestrada en la sede de la Casa de la Diversidad Cultural, en Madrid, España, mientras ésta era asediada por grupos fascista de la derecha venezolana, aseguró que se están reeditando las mismas tácticas mortales que en el 2014 se cobraron la vida de 40 venezolanos.

Víctor Alcántara, trabajador del Servicio Autónomo Estadio Metropolitano de Mérida (SAEM), tropezó, el pasado 4 de mayo, con una guaya colocada por grupos violentos liderados por la Mesa de la Unidad Democrática, mientras se desplazaba a bordo de una moto por la calle uno del sector El Carrizal, adyacente a la avenida Andrés Bello de la ciudad de Mérida. El accidente le ocasionó heridas abiertas en el labio inferior y lado izquierdo del cuello.

“Es el mismo proceder del año 2014, desafortunadamente en menos de mes y medio van 43 víctimas”, cifra que supera el número de fallecidos por la violencia política entre febrero y junio, con el llamado a “La Salida”, comentó Cabrera durante una entrevista en el programa Encendidos, que transmite Venezolana de Televisión.

El llamado, ahora, está cargado de más odio, resentimiento e intolerancia. A diferencia del 2014 la dirigencia opositora no se desmarca de la violencia, es una posición pública y notoria, incluso a través de las redes sociales aúpan la violencia, como el caso de Lilian Tintori, quien, vía Twitter, ha dicho: “ánimo, fuerza, no se cansen que las muertes no son en vano”.

“Las víctimas sienten tristeza, sienten que este es el momento de seguir luchando para alcanzar la paz, para que no sigan ocurriendo y no se repitan estos hechos de violencia que han generado tanto muertos. Este es el momento de seguir luchando para que este odio se aplaque y no ocurran más muertes y desgracias en el país.”

Sobre la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, Cabrera señaló que todo espacio que permita dirimir las diferencias políticas, sin odio, ni víctimas fatales, por la vía de diálogo debe ser bienvenido. “La Constituyente es un medio para que se diriman esas diferencias.”

 

 

Escuche a Desiré Cabrera, portavoz del Comité de Víctimas de las Guarimbas

T/RNV WEB/YB