Defensoría del Pueblo llevó al Parlamento propuestas en seguridad y medicamentos

Hace 2 años.

Foto: AVN.
Foto: AVN.

Tarek William Saab, defensor del pueblo, llevó este miércoles a la Asamblea Nacional la memoria y cuenta 2015 de la dependencia a su cargo. Desde allí, alzó propuestas en varias áreas, a beneficio del país.

En seguridad propuso mejorar los mecanismos de supervisión internos y externos de los cuerpos policiales del país, para que la población pueda informar a tiempo real sobre la actuación de “delincuentes uniformados”. De igual modo, retomar el balance de logros y retos del Informe Policial, paralizado desde 2006, así como crear centros comunales de resolución de conflictos, en un plan nacional.

Planteó la posibilidad de mejorar las capacidades institucionales para atender de manera expedita y eficaz las denuncias sobre corrupción.

“Hay muchas estaciones de policías que ya tienen como norma el hacinamiento, con 22.799 detenidos, por esos creemos necesario la construcción de centros de detención selectiva y cárceles, a ser atendidas por el Ministerio para el Servicio Penitenciario. Es necesario que se sigan haciendo el Plan Cayapa de manera periódica, no intermitente”.

Sobre el abastecimiento de medicinas e insumos médicos, Saab propuso identificar y consolidar las necesidades de medicamentos, utilizando el registro histórico de uso y distribución; crear un listado de medicamentos esenciales de alta demanda nacional a ser producidos o importados y ajustar los precios de medicamentos esenciales y de aquellos que han subido de manera desproporcional.

Diálogo necesario

Apuntó durante su discurso la necesidad de encontrar diálogo democrático en Venezuela, a fin de que en las tribunas de decisión no hablen las balas. Esto, tras criticar los principios rectores de ilegalidad que signan la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional.

“Siempre habrá el momento del diálogo, independientemente de que haya confrontación. Soy de la idea de que si no se dialoga y se buscan puntos de encuentro sobre la democracia (…) en una tribuna hablaran las balas. El defensor del pueblo debe estar llamado a la paz”, afirmó el alto funcionario.

Señaló que la Amnistía borra la historia, pues tipifica el delito perdonado pero no a los victimarios y sus responsabilidades. En ese orden, expuso que el instrumento jurídico vulnera el derecho humano a la verdad.

“El derecho humano ala paz debe estar por encima de cualquier decoro, de la injusticia, basta de utilizar atajos políticos infames (…) la paz y el diálogo es de los valientes, no de los cobardes”, dijo Saab.

A propósito de los linchamientos, refirió que no se puede justificar el hecho de tomar la justicia por manos propias. Expuso que la violencia multifactorial siempre traerá heridas y traumas a la sociedad.

T/ WEB RNV/YP