Defensoría del Pueblo garantizará la paz como un valor supremo y fundamental

Hace 2 meses.

El Defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz, hizo referencia al informe que publico el organismo titulado “en defensa de la paz y por la verdad” basado en los sucesos desarrollados en el país entre  Abril-Julio del presente año.
Destacó que el informe expresa que la “paz es un valor supremo, en medio de la violencia no se puede ejercer la democracia por eso es fundamental para la paz, y en cuento a la verdad es necesario construir la verdad colectiva que es la que se defiende y no una parcializada”, sentenció.
Durante el programa Pueblo Ciudadano, transmitido por Radio Nacional de Venezuela, agregó que
la Defensoría del Pueblo como Institución Nacional de Derechos Humanos se ofrece, al igual que siempre, ante el Estado y a todos los actores de la República Bolivariana de Venezuela como instancia de mediación legítima, para tender los puentes necesarios que promuevan el diálogo, la convivencia ciudadana, el entendimiento y la tolerancia en la nación.
“La violencia ha vulnerado la vida de muchas personas y no es de esa forma que se progresa en materia de derechos humanos”, expresó.
Ruiz añadió que los derechos humanos son el norte, la suprema felicidad de toda la sociedad, por lo que la defensoría analiza la manera de avanzar en la promoción, vigilancia y respeto de los derechos humanos.
El funcionario hizo un reconocimiento a todos lo pueblos indígenas y rescato los aportes y enseñanzas que han otorgado en la paz y la convivencia.
Destacó que a partir del primero de abril se empezó a vulnerar los derechos por lo que la Defensoría debe garantizar que todos convivan en paz.
“Los derechos humanos es una responsabilidad, por lo que el organismo trabaja para promover nuevas relaciones entre los organismos que resguardan a las personas vulnerables”.
El funcionario manifestó que como organismo hacen un llamado a la comunidad internacional y organismos multilaterales a respetar el principio de autodeterminación de los pueblos y la no injerencia en asuntos internos de los Estados, no fijar posiciones sesgadas a partir de hechos manipulados mediáticamente que solo pretenden quebrantar el orden público y la gobernabilidad en Venezuela, socavar la institucionalidad venezolana sumándose a pronunciamientos y declaraciones parcializadas que contribuyen al deterioro político y social de Venezuela, con saldos muy negativos para la paz, la estabilidad de la región y en detrimento de los Derechos Humanos.
T/RNV Web