Convertirán chatarra en cabillas para la Gran Misión Vivienda Venezuela

Hace 1 año.

Foto referencial
Foto referencial

El Complejo Siderúrgico Nacional se propone transformar en cabillas y otros insumos de acero cerca de mil de toneladas de chatarra que existe en el país.

Así lo aseveró este sábado el ministro para las Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas, Juan Arias Palacios, durante una visita realizada a Barquisimeto, capital del estado Lara, en la región centro-occidental del país.

Indicó que las cabillas y otros insumos de acero serán utilizados en las obras de construcción de casas y apartamentos de la Gran Misión Vivienda Venezuela, programa habitacional del Gobierno nacional que se propone para finales de 2017 sobrepasar la construcción de dos millones de techos dignos para el pueblo venezolano.

“En Venezuela tenemos alrededor de un millón de toneladas de chatarra (…) La chatarra no es basura, es materia prima, y con ella podemos producir cabillas de muy buena calidad”.

Dijo que el 80 por ciento de estas mil toneladas de chatarra se encuentran en industrias, ministerios y otros entes públicos.

“Estamos hablando que alrededor de 800 mil toneladas de chatarra están en manos” del Estado venezolano. Por esa razón a partir de este lunes 26 de septiembre se iniciará en el país el Plan Chatarra, para convertir este material en cabillas.

Este plan lo coordinará el Complejo Siderúrgico Nacional, que se encargará de fundir y transformar la chatarra en cabillas.

Estás declaraciones las emitió el ministro durante su participación en una mesa técnica de trabajo, realizada este sábado en la sede de la Planta Barquisimeto del complejo siderúrgico.

En esta mesa técnica, en la que participaron más de 200 trabajadores de las siete plantas de la siderúrgica nacional, se exploraron mecanismos de reimpulso productivo del complejo.

La materia que trabaja esta industria forma parte del motor minero, uno de 15 los motores productivos de la economía, promovidos por el Gobierno nacional para diversificar el aparato productivo nacional y no depender del esquema monoproductor rentista petrolero que impera en el país como principal ingreso de la nación.

T/AVN