Construirán 100 unidades educativas en zonas afectadas por terremoto en Ecuador

Hace 1 año.

escuelasEl gobierno del Ecuador inició la construcción de 100 Unidades Educativas siglo XXI en las zonas afectadas por el terremoto de Manabí y Esmeraldas con la intención de que estas provincias se conviertan en referentes educativos después de la catástrofe del pasado 16 de abril.

El ministro de Educación, Augusto Espinosa, explicó que se invertirá 96.760 millones de dólares y que los hay de dos tipos: 55 unidades mayores que tienen una capacidad para 1140 estudiantes por jornada y 45 unidades menores diseñados para 570 alumnos.

“Lo que vamos a buscar con las unidades siglo XXI es complementar las provisionales y así contribuir al ordenamiento de la oferta educativa. Es decir que no tengamos un montón de escuelitas dispersas a distancia de una o dos cuadras sino que todas trabajen con infraestructura del milenio”, señaló Espinosa en un conversatorio con medios.

La construcción de cada una de estas unidades (que tienen un sistema sismo resistente) tomará 90 días por lo que las primeras serán inauguradas en octubre y paulatinamente se inaugurará una semanal. Se prevé que todas estén en funcionamiento en abril de 2017.

La diferencia estructural con las unidades provisionales es que las Siglo XXI son más completas y más espaciosas, ya que ocupan una hectárea de terreno lo que permite tener más laboratorios y tienen dos laboratorios y áreas de esparcimiento.

“Estas unidades tienen absolutamente todos los estándares de las Unidades Educativas del Milenio, lo que cambia es la tecnología de construcción (…) Tienen 30 aulas, un salón de uso múltiple, dos laboratorios múltiples, dos tecnológicos, biblioteca, canchas, baterías sanitarias, entre otras cosas”, dijo el ministro, y además aseguró que la provincia de Manabí será la primera que alcance los estándares de infraestructura educativa que se habían trazado como meta para 10 años.

Espinosa recordó que hasta el momento el Ministerio de Educación (MinEduc) ha invertido 50 millones de dólares en la fase de estabilización de la Educación que incluyó la construcción de las 26 unidades educativas provisionales y la reparación de infraestructura dañada en otras instituciones. Esto permitió que 50.000 alumnos de las zonas afectadas entraran a clases el pasado 4 de julio.

Réplicas del 10 de julio causaron daños leves en Esmeraldas

Sobre las réplicas de 5,9 y 6,2 que se dieron la noche del 10 de julio, Espinosa explicó que habían causado afectación a 7 unidades del cantón Muisne y 3 del cantón Atacames. De las 10 escuelas afectadas 9 resultaron con daños leves por lo que el MinEduc dispuso que las clases se reiniciarán el miércoles 13 de julio. Solo la Escuela Tobar Jarrín recibió una afectación media por lo que sus 140 estudiantes serán reubicados temporalmente hasta que culminen los arreglos.

“En síntesis, las réplicas del pasado domingo no afectaron afectaron mínimamente a la infraestructura educativa del país lo que nos permite que el año lectivo pueda continuar con absoluta normalidad”, señaló el ministro.

Además explicó que el MinEduc ya cuenta con un protocolo en caso de réplicas que consiste primero en suspender las clases al día siguiente de presentarse una réplica par precautelar la seguridad de los estudiantes y proceder inmediatamente a la verificación de daños y en caso de requerirlo inmediatamente arreglar los daños en las instituciones.

 

T/AVN