¿Conoces la tradición del Niño Jesús de Escuque?

Hace 10 meses.

santo niño de escuqueLa veneración al Niño Jesús de Escuque es una tradición que se ha mantenido por más de 400 años en la población del estado Trujillo, región andina venezolana, donde los 14 de enero de cada año se rinde homenaje a una de las advocaciones de este personaje, representado en esta ocasión por una pequeña talla en cedro rojo que mide 56 centímetros.

Es Escuque, poblado situado en un valle a 1.100 metros sobre el nivel del mar, a un poco más de 600 kilómetros de distancia de Caracas, el epicentro donde se lleva a cabo esta manifestación cultural y religiosa, en torno a la cual se congregan feligreses de distintas partes del estado y del país.

Las actividades se centran en las misas, que se realizan a lo largo de este día, en el templo que lleva el nombre del patrono, en las que fieles y creyentes manifiestan su fe hacia el Hijo de Dios, a quien piden favores o entregan ofrendas en agradecimiento por peticiones concedidas.

También tradicionalmente este día la imagen del Dulce Nombre de Jesús, como también se le conoce, es llevada en procesión por las principales calles de esta población que se registra como la primera fundada por los Españoles en los Andes venezolanos, donde habitaron las Tribus Escuqueyes.

La imagen del Niño Jesús llegó a Escuque en los años 1600 desde España a Gibraltar (sur del Lago de Maracaibo), traída por la familia Guánchez y Cerrada, quienes a su regreso a su patria, en 1626, la dejaron en Escuque debido a la gran veneración y fe que manifestaban los pobladores de la zona.

El 27 de octubre de 2016 la imagen del Niño Jesús de Escuque fue declarada Patrimonio Cultural regional y nacional, así como también la manifestación religiosa que se tiene desde hace más de 400 años en su honor, siendo una de las tradiciones más arraigadas en el pueblo trujillano.

 

T/AVN