Confirman la muerte del expresidente de Yemen a manos de rebeldes hutíes

Hace 1 semana.

Expresidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh

Fuentes del Congreso General del Pueblo de Yemen han confirmado que su líder y expresidente de ese país, Ali Abdullah Saleh, ha sido asesinado este lunes durante fuertes enfrentamientos entre fuerzas de Saleh y los rebeldes hutíes en la capital yemení Saná, informa el canal de televisión Al Arabiya.

Por su parte, Sky News Arabia reporta que en los enfrentamientos uno de los hijos del exjefe de Estado fue herido y capturado por los hutíes.

También se informa que Saleh cayó a manos de un francotirador a las afueras de la capital, y que no murió como consecuencia de una explosión. Anteriormente se informó que los rebeldes habían atacado la casa del exmandatario en Saná.

Poco antes medios iraníes habían informado que Saleh había sido asesinado por combatientes hutíes cuando pretendía huir hacia la ciudad de Marib. Pero esa información fue desmentida por el partido político del exmandatario.

Saleh, en la mira durante varios días

Fuentes cercanas a los hutíes han revelado a la agencia RIA Novosti que los rebeldes yemeníes desde finales de la semana pasada habían seguido todos los movimientos de Saleh, para tratar de capturarlo con vida.

“Los servicios de seguridad seguían los movimientos de Saleh, de cómo era llevado de un lugar a otro, y descubrieron que sus seguidores tenían planes para evacuarlo. En un principio, las fuerzas de seguridad intentaron detenerlo, pero se inició un tiroteo, en el que Saleh junto a otros de sus acompañantes murieron, mientras que otros fueron capturados”, revelaron las fuentes.

Entre tanto, la agencia iraní FARS ha publicado en su cuenta de Twitter un video en el que muestra el cuerpo de Saleh, siendo trasladado por hutíes.

La semana pasada Saleh rompió relaciones con los hutíes e hizo un llamado a su hasta hace poco enemigo, a la coalición árabe liderada por Arabia Saudita, para que ponga fin a sus hostilidades contra Yemen, que empezaron en marzo del 2015.

Tras ese pronunciamiento, se produjeron en la capital yemení enfrentamientos entre las fuerzas del exmandatario y los rebeldes hutíes, que habían sido aliados desde el 2014. Hasta el momento los enfrentamientos en la capital yemení han dejado al menos 250 muertos en ambos bandos.

  • Ali Abdullah Saleh gobernó Yemen de 1978 al 2011. Dejó la Presidencia tras meses de protestas populares y por la presión internacional. Accedió al poder el que fuera su vicepresidente, Abd Rabdo Mansur Hadi, quien no contaba con el apoyo de los chiitas hutíes, que representan una minoría religiosa de ese país.
  • Desde el 2014 los hutíes llevan a cabo una lucha armada contra las fuerzas gubernamentales.
  • Los hutíes cuentan con el apoyo de Irán, enemigo regional de Arabia Saudita. Saleh decidió apoyar la insurrección de los rebeldes y hasta hace poco lucharon conjuntamente contra las fuerzas gubernamentales. Pero esa alianza se rompió a inicios de diciembre, después de que el expresidente propuso poner fin al conflicto armado en el país, y acusó a los hutíes de “matar de hambre al pueblo” yemení por el bien de sus propias ambiciones personales y visiones impuestas por Irán.

T/RT