Condenan a pena máxima a vigilante por abuso y asesinato de niña de 10 años

Hace 1 año.

condenaTras la contundencia de la acusación presentada por el Ministerio Público, fue condenado a 30 años de prisión Franco Carrascón (50), de oficio vigilante, tras admitir su responsabilidad en el abuso sexual y posterior muerte de una niña de 10 años de edad, cuyo cuerpo fue hallado en una granja ubicada en la parroquia Tamaca de Barquisimeto, municipio Iribarren del estado Lara.

El hecho ocurrió la noche del 16 de enero de 2015, cuando la víctima fue a jugar al patio con las hijas del vigilante, quien a los pocos minutos se llevó a la niña en una bicicleta para su lugar de trabajo.

En la audiencia preliminar, la fiscal 20ª de Lara en materia de Protección Integral de la Familia, Cristina Coronado, ratificó la acusación contra Carrascón por incurrir en el delito de femicidio agravado, previsto en el numeral 3° del artículo 58 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Dicha norma establece que “serán sancionados con penas de veintiocho a 30 años de prisión los casos agravados de femicidio”.

Asimismo, precisa que “cuando el acto se haya cometido en menosprecio del cuerpo de la víctima o para la satisfacción de instintos sexuales”, se considera un agravante.

En ese sentido, el Tribunal 1° de Control en materia de Violencia de Género de Lara, luego de escuchar la admisión del hecho por parte del victimario, procedió a condenarlo, por lo que cumplirá la pena de 30 años en el Internado Judicial David Viloria, en Barquisimeto.

La desaparición de la niña fue denunciada el mismo día del hecho, razón por la cual familiares y vecinos comenzaron a buscarla por todo el caserío. Sin embargo, la víctima fue hallada al día siguiente, cuando el propio vigilante contó a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) todo lo sucedido.

La pequeña tenía varias heridas causadas con una herramienta de uso agrícola.

Es importante mencionar que Carrascón, luego de cometer el hecho, huyó a casa de unos familiares. No obstante, luego de diligencias de investigación coordinadas por el Ministerio Público se dio con su paradero el 17 de enero de 2015 en la población de Humocaros, municipio Morán del referido estado, donde fue detenido por funcionarios del Cicpc.

 

 

T/MP