CLAP, la respuesta del pueblo a la guerra de cuarta generación

Hace 9 meses.

Foto: AVN
Foto: AVN

“La gente entendió que el pueblo nunca controló el sistema de distribución. Desde la compañía Guipuzcoana, en la colonia, hasta Polar, en la actualidad, han sido los grandes distribuidores y cuando quieren aplicar la consigna de (Henry) Kissinger, ellos recogen, estiran, acaparan y esconden (…) cada vez que les da la gana y crean desabastecimiento inducido y eso golpea al pueblo.”

La aseveración fue hecha por el vicepresidente del Área Social, Aristóbulo Istúriz, durante el programa Dando y Dando Radio, que conduce junto a la diputada Tania Díaz, por la señal de RNV Informativa, espacio en el que aseveró que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) son una creación del pueblo.

“No lo hizo nadie de arriba hacia abajo. El pueblo para defenderse de las colas, del bachaqueo, del acaparamiento, creo su propio sistema de distribución que le permitiera que todo lo que entrara al país llegara adonde tenía que llegar, con la participación de la gente.”

Esto, reiteró, no es más que la respuesta del pueblo frente a la llamada guerra de cuarta generación, que en la actualidad no se manifiesta con bombas, cañones o disparos, sino que busca molestar a la gente, para hacer que la gente reaccione en contra del gobierno.

Mientras la gente en la cola le achacaba al Presidente Nicolás Maduro la culpa sobre la escasez de azúcar en los anaqueles, en los puertos venezolanos estuvieron varados 10 barcos cargados de azúcar cruda, a la espera de que el Gobierno Nacional, con dólares en manos, lograra pagar a través de un país aliado, debido al cerco económico impuesto a Venezuela como parte de la materialización del decreto ejecutivo de Obama.

 

Escuche fragmentos del programa Dando y Dando Radio