Científicos venezolanos trabajan en la migración a nuevas tecnologías mineras

Hace 2 días.

La declaración del Arco Minero del Orinoco como Zona de Desarrollo Estratégico Nacional ha permitido plantear y trabajar en función de una nueva visión de la minería nacional basada en la premisa “dejar la mayor huella en lo social y la menor huella en el ambiente”. Una de las iniciativas que tributan a lograr este objetivo es la Red Venezolana de Investigaciones en Mercurio, creada por científicos nacionales, para velar por la regularización del uso del mercurio, principalmente en las actividades mineras.

“El Arco Minero del Orinoco es una política de Estado que ha generado gran atención nacional e internacional; por lo tanto, un grupo de estudiosos tuvieron la iniciativa de formar una asociación de investigadores para la vigilancia y la investigación del mercurio, por las consecuencias económicas, sociales y por sus implicaciones en la salud”, informó Francisco Durán, profesor de matemática y física, integrante de la Red Venezolana de Investigaciones en Mercurio.

Durante su participación en el programa En la bulla, transmitido por RNV Informativa, el científico explicó que la Red, a la cual representa, busca compartir e integrar experiencias y saberes, y ponerlos a disposición del Estado y del pueblo minero. Además, notificó que la institución, creada hace quince días, cuenta ya con 54 investigadores de distintas áreas de conocimientos.

Resaltó que el uso del mercurio en las zonas mineras del país es una práctica de vieja data, por eso uno de los principales tópicos a tratar es el educativo, a través de la transmisión de conocimientos a la familia minera para que vaya eliminando el uso de este material tóxico. “Sabemos que el daño del mercurio es irreversible, pero con la educación estaremos disminuyendo y eliminado su uso”, dijo el investigador.

Con esta nueva forma de hacer minería en Venezuela, el pequeño minero y la pequeña minera deben comprender el gran daño para la salud humana y para el ambiente que tiene el uso indiscriminado del metal rojo; un metal que, además, afecta directamente la relación producción-ganancia, debido a que el proceso de recuperación con mercurio, en el mejor de los casos, concentra un 40 % del oro presente, mientras con los otros procesos se puede recuperar el 90 % del material aurífero.

Política de Estado de protección ambiental

Según el especialista, el presidente Hugo Chávez, creador del Arco Minero del Orinoco, fue un visionario, al delimitar esta área estratégica no solo para la economía de la nación, sino también para la preservación de los recursos ambientales. Por eso, las políticas del Estado han sido dirigidas a transformar la realidad minera para preservar el ambiente.

De igual manera, Durán califica como “un gran acierto”, por parte del presidente Nicolás Maduro, la creación del Ministerio del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, que ha garantizado, entre otras cosas, “resultados asombrosos, casi inexplicables, dentro de una guerra económica que estamos viviendo; efectivamente, la ciencia y la tecnología coinciden a un efecto económico y social positivo como garantía del manejo racional del proceso minero nacional”.

Otra de las aristas que evidencian que el Estado contribuye a la preservación del ambiente, en la actividad minera, fue el decreto de prohibición del uso del mercurio en la minería y las actividades conexas a la industria en el país, por parte del presidente Maduro; por ello, es una responsabilidad que tenemos todos los venezolanos para hacer cumplir esta importante disposición legal.

T/Prensa Minería