Chile demanda a Bolivia ante La Haya por aguas del Silala

Hace 1 año.

Foto: @presidencia_cl
Foto: @presidencia_cl

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, confirmó este lunes que su país presentó una demanda contra Bolivia ante el tribunal de Naciones Unidas por el uso de las aguas del Silala. 

Muñoz explicó que la demanda tiene como objetivo que la justicia “determine que el Silala es un río internacional y que Chile tiene derechos sobre las aguas”.

De acuerdo al canciller chileno, su país tiene “derecho equitativo y razonable” a utilizar las aguas que emanan del Silala, mientras que Bolivia “tiene la obligación” de prevenir la contaminación del manantial y notificar de cualquier daño que afecte a Chile.

Más temprano este lunes, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, había anunciado la demanda a Bolivia por las aguas del Silala.

“Ellos insisten en que son aguas de un manantial, nosotros que es un río internacional. La demanda es para pedir que la Corte se pronuncie sobre si es un río internacional como decimos nosotros”, dijo Bachelet durante una entrevista con Radio Zero.

En un comunicado emitido por la cancillería de Chile se detalla que la denuncia obedece a las siguiente razones:

a) La existencia de una controversia originada en la afirmación de Bolivia que el Río Silala no es un curso de agua transfronterizo y que, en consecuencia ese país tendría derecho al uso del 100 por ciento de sus aguas.

b) El anuncio público del Presidente Evo Morales que Bolivia presentaría una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia por esta disputa, acusando al Estado de Chile de actuar ilícitamente y de estar “robando” las aguas del Río Silala.

c) La posterior creación en Bolivia de una Dirección Estratégica para desarrollar este nuevo litigio con Chile.

d) Los múltiples y serios esfuerzos que ha hecho Chile para resolver amistosamente la diferencia, todos los cuales se han visto frustrados por la insistencia de Bolivia en negar los derechos de Chile.

e) El deber de Chile de proteger sus recursos naturales, dando certeza jurídica a las titularidades que le reconoce el derecho internacional.

“Dichas expresiones del gobierno de Bolivia han obligado a Chile a actuar en defensa de sus derechos, los que están siendo impugnados de manera hostil”, prosigue el texto.

Bolivia reclama su soberanía sobre el manantial del Silala, una fuente de agua que se origina en el departamento de Potosí, en el sureste de Bolivia, a cuatro kilómetros de la frontera con Chile, país que canalizó artificialmente (desde 1908) el curso del agua para abastecer a sus ciudades del norte.

El Gobierno boliviano asegura que unos 180 litros de agua por segundo fluyen por un sistema artificial de acueductos hacia Chile, que la aprovecha para su uso en Chuquicamata, la mina de cobre a cielo abierto más grande del mundo. Por el uso de este recurso hídrico, Chile no le otorga ninguna ninguna bonificación a Bolivia, un hecho que este cataloga de “ilegal y abusivo”.

T/teleSUR