Carlos Azpúrua: el cine es la expresión de un pueblo y sus realidades

Hace 6 meses.

Foto: Rafael Salvatore
@Cnac_en_linea

Con 40 años de trayectoria en el cine venezolano, Carlos Azpúrua es uno de los directores y realizadores más influyentes para el país en cuanto a crítica social se refiere.

Su primer largometraje, Disparen a matar, despertó la conciencia de los venezolanos al mostrar cómo los cuerpos de seguridad en la cuarta república asesinaban sin justificación a jóvenes de los barrios. Desde entonces, comenzó a retratar en la gran pantalla los problemas sociales y humanos, así como el abuso y discriminación a la comunidad indígena, donde además figuran los crímenes ecológicos.

En reconocimiento al significado de su obra, el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) acaba de bautizar a una de sus salas con su nombre, a lo que Azpúrua agradeció con emoción en una entrevista concedida al Sistema Radio Nacional de Venezuela. “Me cayó de sorpresa esto. Es una sala donde se han discutido los esfuerzos y avances del cine, dinámicas extraordinarias que han contribuido a su desarrollo en términos de políticas públicas junto a los gremios y todos los sectores” resaltó

Para Azpúrua, “el cine es la memoria, el imaginario, y la expresión de un pueblo y sus realidades”, aspecto por el cual afirma sentirse orgulloso al ser reivindicado con esta acción del CNAC.

Este director también fue Presidente de la Comisión de Cultura encargada del proceso legislativo de la Ley de Cinematografía Nacional sancionada en el año 1993 y reconocida por la revolución. Y en esta oportunidad confirmó su postulación en el sector cultural para la Asamblea Nacional Constituyente, a la cual califica como “una de las experiencias más importantes en avances de lo social y político de nuestro país”.

T/VC-División Cultura RNV.

Escuche el reporte: