Brasil: Protesta popular contra golpista de Michel Temer cobra fuerza gracias a la red

Hace 1 año.

Foto: Agencias
Foto: Agencias

Varias provincias de Brasil siguen siendo escenario de protestas auto convocadas por ciudadanos contra el Gobierno de facto de Michel Temer, acusado de encabezar el golpe de Estado parlamentario contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff.

Al sur del país, en la ciudad de Curitiba, situada a más de 1.380 kilómetros de Brasilia, un movimiento de ciudadanos denominado “CWB Contra Temer”, llama a boicotear el paso de la llama olímpica por esa localidad, para llamar la atención sobre la situación política del país.

Utilizando las redes sociales, los convocantes movilizan a los curitibanos para diferentes actividades en las que rechazan la salida abrupta de Gobierno constitucional de Rousseff mediante el uso del impeachment (juicio político).

Descontento social

“Nosotros llamamos a actos de concentración. Nuestro objetivo es llamar la atención sobre el oportunismo del Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña. Muchas personas se unieron voluntariamente a la protesta”, explicó Paulo Henrique de Jesús, vocero del movimiento CWB Contra Temer.

A estas movilizaciones se suman representantes de sindicatos de maestros, partidos políticos de izquierda, movimientos populares, juventudes socialistas y otras 10 agrupaciones.

“Pero lo mejor es que la mayoría son personas que no participaban en actividades políticas y ahora están empezando a hacerlo. Sin partido, sin organización. Tenemos muchos jóvenes que llegaron porque siguen nuestras redes sociales. No contamos con presupuestos o estructuras de partidos políticos. Somos un movimiento de izquierda que intenta sumar a otros movimientos”, señala De Jesús.

“La clase media de Brasil mira las protestas contra Temer y cree que se tratan únicamente de actos a favor de Dilma. Esa es una visión limitada. Nosotros luchamos por los derechos de todos, por la legalidad. El Gobierno Dilma lo ganó las elecciones constitucionalmente”, expresó.

También contra los medios

Otro aspecto que obstaculiza las protestas populares es el bloqueo que aplican los grandes medios de comunicación brasileros, aliados al golpista de Michel Temer.

“Las protestas siguen en todo el país, pero la fuerza de la prensa oligárquica y el desgaste de la izquierda política se suman para restarle importancia al reclamo social”, afirma el sociólogo Vinicius Sartorato, entrevistado por RT.

“Solo la altísima penetración que tiene la prensa en la opinión pública brasilera y el apoyo de un sector del poder judicial logran sostener a un golpista como Michel Temer que gobierna con bajísimos niveles de popularidad”, dijo.

T/RT/La Radio del Sur