Biblioteca Nacional inauguró exhibición en honor a María Lionza

Hace 1 año.

MG_4450Para desmitificar y quitar el veto de tabú que recae sobre la imagen de María Lionza y generar la investigación respecto al culto que se le rinde, la Biblioteca Nacional inauguró ayer la exhibición Yara sublime y profana.

La Sala Poderes Creadores del Pueblo alberga la muestra que se pasea por la organización en cortes del culto a esta divinidad, así como su lugar de origen.

El presidente de la Biblioteca, Sady Loaiza, fue el encargado de inaugurar la exposición que busca también abrir los ojos de los visitantes ante estas creencias que forman parte de la cultura popular de tradición generacional y de nuestros rasgos identitarios.

“En este momento que están en debate algunos de nuestros símbolos, de nuestros signos como venezolanos, como latinoamericanos, la Biblioteca Nacional muestra entonces cómo este fenómeno histórico, político, cultural es parte de lo que somos nosotros como venezolanos y se demuestra entonces en el culto, en el propio mito, como está la presencia de lo indio, de lo negro, de lo español, reflejado además en cada una de las cortes que representa este culto”, expresó.

El funcionario indicó que estas expresiones forman parte de la hibridación cultural de elementos tradicionales, a los que invitan desde la Bilioteca a resemantizar como conceptos de nuestra identidad venezolana, más allá de lo que la gente conoce como brujería.

Loaiza explicó que el título de la muestra se refiere a la belleza que representa María Lionza en el mito y la tradición oral, en cuanto a lo sublime, y profana por ser un tema tabú, producto del desconocimiento de lo que representa realmente desde el punto de vista histórico y cultural.

Agregó que la exposición es también un homenaje a la también llamada Reina de Yaracuy, María de la Onza o Yara, figura inmortalizada por el escultor Alejandro Colina como parte de la iconografía de la capital, que representa la fertilidad sobre el macho domado por la mujer bravía lo que la hace una mujer “necesariamente venezolana”.

A lo largo del recorrido expositivo, los visitantes a la muestra podrán apreciar trabajos de fotografía, pintura, escultura y documentación investigativa en las áreas de sociología, medicina, ciencia y antropología.

La organización en cortes: negra, malandra, chamarrera, celestial y política, entre otras, del culto a esta divinidad, también están presentes y se encuentran escoltados por un gran altar y una instalación denominada De que vuelan vuelan, enmarcada en el tricolor nacional y ofrendada con frutas, velas y flores.

“El equipo de museógrafos hace un altar para reflejar la trilogía de lo negro, de lo blanco y de lo indígena, representado en el Cacique Guaicaipuro, el Negro Primero y en la Reina María Lionza y además se desprende de allí toda una simbología que es interesantísima para la construcción real de nuestra identidad como venezolanos y venezolanas”, agregó el funcionario.

Las obras artísticas que integran esta exposición forman parte de la colección del Museo de Arte Popular.

El mito de Yara

María Lionza fue la hija de un poderoso cacique de Nirgua. El Chamán de la aldea había predicho que cuando naciera una niña de ojos color verde, había que sacrificarla porque si no vendría la ruina. Pero su padre fue incapaz de hacerlo y la escondió en la montaña.

Ella tenía prohibido ver su reflejo pero un día lo descubrió en el agua, de la cual emergió una serpiente que la devoró, creció y estalló provocando una inundación que arrasó con la aldea y su gente. Desde ese día, Maria Lionza se volvió la Diosa protectora y madre de la naturaleza y los animales silvestres.

T / CIUDAD CCS