Asesinan a periodista mexicano durante cobertura de protestas de maestros

Hace 1 año.

ClWYGaHUYAEbdaf
Foto: Twitter

El profesional de la comunicación, Elidio Ramos Zárate, quien laboraba en el periódico regional El Sur, fue asesinado este domingo durante la cobertura de las protestas realizadas por maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca, México, que derivaron en represiones y desalojos por parte de la Policía Federal (PF). 

Ramos, quien cubría la fuente policial, murió de forma instantánea al recibir varios balazos en la cabeza propinados por sujetos desconocidos que se desplazaban en una motocicleta cuando se encontraba en el crucero de Juchitán de Zaragoza, en el sureste de Oaxaca, señaló la edición digital del diario La Jornada de México.

Se conoció además que anteriormente el periodista había sido amenazado por publicar imágenes de saqueos a locales comerciales de Juchitán de Zaragoza.

Por su parte, el director general del periódico El Sur, Luciano Pacheco, dijo desconocer si su colega había recibido algún tipo de advertencia por dar cobertura a las protestas de los docentes en esta localidad, aunque agregó que el hoy fallecido no había estado exento de recibir las mismas amenazas “que han recibido todos los comunicadores, periodistas y personas en general que han fotografiado los actos vandálicos durante los enfrentamientos”.

Pacheco exigió al Gobierno de Enrique Peña Nieto que “tome cartas en el asunto, porque el descontento social está siendo aprovechado por grupos o bandas para cometer vandalismo”.

En este mismo estado, el pasado 21 de enero fue asesinado el periodista Marcos Hernández Bautista, corresponsal del diario Noticias, Voz e Imagen.

Recientemente, el organismo Artículo 19, en su reporte de Medios, Impunidad, Estado, Democracia, Opacidad (Miedo), indicó que -al menos- una violación contra periodistas se registró cada 22 horas durante 2015.

El organismo defensor de la libertad de expresión, cuyo informe fue reseñado por la agencia Sputnik, refiere que este balance presenta un crecimiento de 22 % respecto a 2014, cuando se contabilizaron 326 agresiones.

T/ Agencia