Ameliach: Venezuela enfrenta una guerra total no convencional

Hace 1 año.

ameliach“No existe la llamada guerra de baja intensidad sino la guerra total no convencional indirecta, ejecutada a través de elementos subnacionales, es decir, quintas columnas”.

La afirmación fue hecha por el gobernador del estado Carabobo, Francisco Ameliach, durante su participación en programa Hablando de Poder, transmitido por RNV Región Central.

Durante su intervención, Ameliach explicó que de acuerdo a la doctrina moderna utilizada en las estrategias del departamento de guerra de Estados Unidos para apoderarse de los recursos de otras naciones, es incorrecto el uso del concepto conocido como guerra de baja intensidad.

La guerra total no convencional es la doctrina que aplica ahora el imperio de Estados Unidos y sus aliados contra los pueblos del mundo, su mayor exponente es el coronel Max Manwaring, experto en estrategias militares.

El mandatario regional alertó al pueblo revolucionario a estar atentos ante este tipo de agresión, que tiene como objetivo intermedio crear descontento en la población e incapacitar al gobierno a la hora de resolver los asuntos, para posteriormente cumplir su objetivo final: dar un golpe de Estado que no necesariamente puede ser militar sino incluso institucional.

La guerra no convencional indirecta tiene tres niveles de conflicto:

1°.- La guerra psicológica.
2°.- La desestabilización económica
3°.- El control territorial y político de espacios geográficos a través de bandas paramilitares y la delincuencia organizada.

Según el coronel Max Manwaring, esta guerra tiene diversos elementos y fases, es Guerra Total porque abarca todos los factores: político, económico, social, psicológico, entre otros, y es indirecta, porque el país extranjero que la coloca en marcha, no le declara la guerra abiertamente a la nación que ataca.

De acuerdo a una cita extraída del ensayo de Manwaring , éste declara que “esta es la guerra total no convencional, en la época de la globalización, no existen normas. Mientras que es menos sangrienta, no es menos brutal, el último objetivo de la guerra se mantiene igual. Forzar al enemigo a ceder ante los intereses del otro”. Enfatizando que esta lucha se centra principalmente en el control psicológico de la población y que la batalla es comunicacional.

 

Escuche al gobernador Carabobo, Francisco Ameliach