Alejandro Guerra anunció su retiro de la selección nacional

Hace 2 semanas.

Este lunes, Alejandro “Lobo” Guerra informó que no seguirá jugando con la selección nacional absoluta. El volante ofensivo, ficha del Palmeiras de Brasil y único jugador venezolano en proclamarse campeón de la Copa Libertadores de América – con Atlético Nacional de Medellín de Colombia en la edición 2016 –, deja un gran legado en el combinado criollo, al cual perteneció desde el año 2006 y en el que participó en choques amistosos, Eliminatorias Sudamericanas rumbo a la Copa del Mundo FIFA Sudáfrica 2010, Rusia 2018, Copa América Venezuela 2007, Chile 2015 y Copa América Centenario Estados Unidos 2016.

Guerra dio a conocer cuál fue la causa que lo llevó a tomar esta repentina decisión. “Lo pensé mucho con mi familia, mi gente, y lo que más me motivó fue el pensar en un bien para la selección, mi futuro también, porque mi futuro ahora mismo no está en la selección, pues tengo una edad en la que prácticamente ya no puedo asistir a un Mundial y la motivación de jugar unas Eliminatorias es de poder llegar a un Mundial y yo ya no tengo esa motivación. Otra de las razones es porque viendo bien el trabajo que ha hecho el cuerpo técnico con la selección absoluta y la sub-20, el Mundial que se hizo, mi decisión me confirma que ayuda a un futuro inmediato para la selección y eso está en el buen trabajo que vienen haciendo los muchachos de la sub-20”, argumentó.

El futbolista, de 32 años de edad, alabó el trato recibido por parte del seleccionador nacional Rafael Dudamel y su cuerpo técnico.“Más allá de cuerpo técnico a jugador, Rafael (Dudamel) como el comandante de nuestra selección es un gran ser humano, desde que agarró la selección siempre me demostró su lealtad y su respeto, no solo hacia mí, sino hacia nosotros los jugadores, siempre lo respetamos como debe ser respetado y pienso yo que Rafael ha sido la persona más indicada para estar al frente de la selección y de verdad que agradezco mucho a todo el cuerpo técnico, en especial a Rafael, pues el trato de él para mí y a todos los jugadores ha sido excelente”, comentó.

Para el nacido en Caracas, el arribo de Dudamel a la selección absoluta ayudó en demasía y lo confirmó. “Rafael es una persona muy inteligente, siempre lo dije desde que estuve con él cuando agarró la selección. Pienso que si se estabilizó el grupo, supo manejar esos momentos malos que veníamos pasando en la selección y Rafael, con su inteligencia, pudo hacer que la selección disfrutara más las concentraciones. Él era un jugador más cuando no estábamos en horario de trabajo, de entrenamiento, porque te cruzabas con él en las concentraciones y podías conversar con él tranquilamente como si fuera un jugador y eso te transmite confianza, eso es lo más importante, el establecer una relación sincera y leal, porque somos seres humanos, tenemos que llevarnos bien y eso es lo más importante de todo”, manifestó.

“Lobo” expresó que en el combinado nacional no vivió grandes momentos por diversas circunstancias, aunque rescata el buen grupo que formó parte de la Copa América Centenario en Estados Unidos. “Con el paso por la selección no tengo muchos, porque tengo que ser claro que en lo futbolístico no tuve un rendimiento excepcional en la selección. Pienso que cuando estuve en mi mejor momento, no fui convocado, siempre respeté esa decisión, pero después tuve más continuidad con Noel (Sanvicente) y con Rafael (Dudamel). El momento más bonito fue en la Copa América Centenario 2016, se armó un grupo donde todos estábamos unidos, era una familia, esos días concentrados allí fueron los mejores y tengo que reconocer que Rafael en ese momento no tenía mucho tiempo y se armó un grupo de familia, que fue lo más importante”, reveló.

Asimismo, Guerra confía en la generación de relevo y anhela que logren el gran objetivo: la participación de la selección absoluta en una Copa del Mundo. “Vestir la camiseta de la selección nacional siempre será lo más importante que le podrá pasar a cualquier atleta. Fue una decisión bastante difícil, pero a la vez me quedo tranquilo, porque sé que hay material, hay jugadores que vienen en un gran nivel y lo han demostrado. El Mundial hecho por la sub-20 fue excepcional y puedo decir que puedo dar un paso al costado bastante tranquilo, porque sé que hay jugadores con hambre de triunfo, de gloria y ojalá que de la mano del cuerpo técnico puedan llevar a una selección venezolana de mayores a una Copa del Mundo”, acotó.

“De ellos me llama mucho la atención el carácter que tienen para jugar, siempre estuve pendiente de los partidos y me gustaba el carácter, la convicción que tenían era impresionante. Rafael trabaja muy bien eso con su cuerpo técnico, ellos te hacen saber que el jugador venezolano tiene mucho para dar y sí nosotros creemos en nosotros mismos, en el trabajo que se hace, Venezuela puede llegar a un Mundial absoluto fácilmente; Rafael maneja muy bien las concentraciones, hace que esas concentraciones muy animadas, felices y eso te facilita también a la hora de trabajar”, aseveró el mediocampista, quien en la presente Eliminatorias actuó en siete desafíos y registró 394 minutos en el campo.

Acerca de los partidos restantes del Premundial, el caraqueño desea que la selección nacional consiga imponerse y le dé grandes alegrías al país. “Para nadie es un secreto todo lo que pasa en nuestro país y la selección es un buen espacio para unir a todo un país. Con victorias en estos partidos de Eliminatorias que nos quedan, y digo que nos quedan porque yo me siento parte de la selección así no esté, Venezuela siempre tiene que estar unida y empujando para un mismo lado y qué mejor que estos partidos para que la Vinotinto pueda unir a todo un país y ojalá podamos salir de este momento, siempre teniendo fe que las cosas al final de todo saldrá bien”, aseguró.

Aunque no continúe vistiendo la camiseta nacional, Alejandro Guerra estará pendiente de cada actuación de la selección y lo afirmó. “Claro que seré el hincha número uno de nuestra selección, soy venezolano a morir y siempre estaré apoyando a la Vinotinto, porque tengo amigos allí, muy buenos recuerdos con ellos y aparte de todo, se hizo una gran familia en la selección. Seguiré siendo Vinotinto hasta que deje de existir”, concluyó.

T/RNV/Prensa Vinotinto