Akaatompo, ritual Kariña que celebra el regreso a casa de los familiares difuntos

Hace 3 semanas.

Cada 1,2 y 3de noviembre según la cultura kariña son días de fiesta, el primer día se lo dedican a los niñas y niños fallecidos; el segundo a los adultos y el tercero a todos. El “Akaatompo” es la manifestación folclórica en la que el pueblo Kariña rinde tributo a sus muertos con alegría y bajo un ambiente mágico y religioso.

Para este pueblo indígena del oriente del país los difuntos regresan ese día a la casa, en cada persona que llega, en cada persona que comparte y disfruta los momentos de visita con la felicidad del añorado reencuentro de los que ya partieron a Santa María (lugar de los familiares fallecidos).

Familiares, vecinos y amigos se embargan de una inmensa alegría, se vuelve a compartir lo que fue en vida. De allí, en torno a la comida, la bebida, el canto y el baile, expresión artística más común Kariña; bajo un aire mágico y religioso, embargada por un generoso espíritu de familiaridad, renace la existencia para el pueblo.

Esta celebración la realizan los habitantes de Tascabaña, Kashaama, Bajo Hondo, Mapiricure, Barbonero, Mare Mare, El Guasey, como ocurre en la Mesa de Guanipa, municipios Freites y Monagas del estado Anzoátegui. De igual forma las comunidades kariña de los estados Sucre, Bolívar y de la Guayana Esequiba celebran el 1 y 2 de noviembre el Akaatompo, ritual fúnebre kariña.

El origen de esta tradición se remonta al funeral realizado en tiempos remotos al Cacique Mare Mare, que fue sepultado bajo un árbol frondoso en el camino que conduce de la Mesa de Guanipa (Anzoátegui) a Angostura (Bolívar).

 

T/RNV Canal Indígena/R.C.