Crearán cátedra de títeres para docentes

Hace 2 años.

Foto; AVN.
Foto; AVN.

Como parte de los acuerdos resultantes del III Encuentro Nacional de Titiriteros, que se llevó a cabo los días jueves 9 y viernes 10 en el Museo de Arte Contemporáneo, en Caracas, se propuso la creación de la Cátedra Eduardo Di Mauro, dirigida a la formación de docentes en el arte de los títeres.

Esta actividad, que se realizó como parte de la quinta edición del Festival de Teatro de Caracas, reunió a titiriteros de distintos estados, así como a docentes y estudiantes de artes para disertar sobre el rol que puede desempeñar el títere en la formación integral de niñas, niños y jóvenes.

“El títere lo defendemos como un hecho artístico, y creemos que a nivel pedagógico la importancia es que el niño aprenda a expresarse”, explicó en entrevista para la Agencia Venezolana de Noticias el dramaturgo argentino-venezolano Daniel Di Mauro, hijo del maestro Eduardo y parte del grupo La Pareja, creado por su padre.

Di Mauro señaló que los docentes a veces utilizan la marioneta para explicar clases del programa educativo formal, lo que desvincula al niño o joven con “la esencia del títere que es el juego desinteresado”, a través del que este puede expresar lo que no se atreve a decir por las imposiciones de sumisión del sistema.

Por su parte, el maestro José León, fundador de la agrupación Los Monigotes, instó a cambiar las exigencias de obediencia incondicional que se hacen desde el hogar y luego se refuerzan en el aula, ya que eso forma a personas introvertidas que creen que su voz no tiene valor.

“El niño debe ser un hombre divergente, exponer sus propias ideas”, lo que se logra por medio de la expresión auténtica que hace el niño con los muñecos y sus compañeros, manifestó el maestro León, un apureño que tiene más de medio siglo ejerciendo como dramaturgo.

Otros acuerdos del encuentro fueron la creación de un Circuito Nacional de Salas, que aporte estabilidad a la labor titiritera; la constitución de un Centro Administrativo Nacional, que permita coordinar y respaldar actividades de los grupos en todo el país; y la instalación de un Museo del Títere en Caracas y otras ciudades principales.

Igualmente, se propuso la realización de un Congreso Nacional de Titiriteros, que se llevaría a cabo entre octubre y noviembre en el Teatro Tempo, ubicado en Guanare, estado Portuguesa; y se discutió sobre los pasos a seguir tras la incorporación de Venezuela a la Union Internationale de Marionette, organización internacional del gremio.

Labor titiritera en coyuntura

Los artistas de la marioneta coincidieron en que una sociedad conformada por sujetos libres, con identidad y voluntad de lograr mejoras para la colectividad, solo es posible bajo un sistema que promueva la expresión y el desarrollo de las capacidades de niñas, niños y jóvenes.

En este sentido, destacaron la importancia de contar con un sistema educativo liberador, que entre otras cosas garantice a los estudiantes de menos recursos una educación integral de calidad con el objetivo de que se formen con capacidades para conducir el futuro de la nación.

Ante la amenaza que vive el país de retorno al neoliberalismo, modelo que favorece intereses económicos transnacionales en detrimento de las clases sociales menos favorecidas, hicieron un llamado a los titiriteros del país a comprometerse aún más con su labor en la difusión de valores como la solidaridad y la justicia, y en la preparación de niños como personas expresivas seguras de sí mismas.

“Es importante que los titiriteros hagamos nuestro aporte en esta coyuntura política, porque podríamos perder por falta de compromiso la gran oportunidad histórica que tiene Venezuela de consolidarse como nación soberana. Los titiriteros en todo el país deben organizarse y brindar un servicio eficiente a la comunidad para el crecimiento integral de los niños, en vínculo con el arte”, instó Di Mauro.

T/ AVN