27 de mayo de 2002: Decretan obligatoriedad de uso de lenguas indígenas en sus territorios

Hace 6 meses.

Como parte de las reivindicaciones impulsadas por el Comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, para garantizar la calidad de vida de los sectores que fueron excluidos durante los gobiernos de la IV República, el 27 de mayo de 2002 se firmó el Decreto N° 1.795, en el que se dicta el Uso Obligatorio de las Lenguas Indígenas en sus Zonas de Influencia, así como la creación del Consejo Nacional de Educación, Cultura e Idiomas Indígenas, con el propósito de preservar y defender los diferentes idiomas de estas poblaciones.

Esta acción ha generado, entre otros resultados, el reconocimiento de los derechos constitucionales y ancestrales de estas poblaciones, afirmó la diputada del Consejo Legislativo Bolivariano del estado Delta Amacuro, Fátima Salazar, quien además es vocera del pueblo Warao de la zona.

La parlamentaria recalcó la importancia de que los integrantes de las diferentes tribus se sientan ahora visibilizados, al tomar el protagonismo de su autodeterminación como comunidades autóctonas, informó la Cancillería de la República Bolivariana de Venezuela en nota de prensa.

Entre otros beneficios, la representante de este pueblo originario destacó la inserción en la entidad del idioma Warao en el sistema educativo. “Uno de los avances que se han dado en este proceso es la inclusión de idiomas indígenas como pensum de estudio en la educación universitaria, media y diversificada, así como en la básica. Por ejemplo, en las escuelas públicas y privadas del estado Delta Amacuro se aprende y fortalece el idioma Warao”.

Salazar sostuvo que con dicha medida, además de salvaguardar su lenguaje, el pueblo Warao también se interrelaciona naturalmente a través de su idioma materno.

“Nosotros podemos expresarnos libremente en todos los niveles, desde medios de comunicación, hasta foros y tallares. Adicionalmente nos relacionamos con las instituciones para dar a conocer nuestro idioma, y eso ha sido uno de los grandes avances para los pueblos indígenas, que en muchísimos años habíamos estado invisibilizados”, dijo.

Sobre la creación del Consejo Nacional de Educación, Cultura e Idiomas Indígenas, explicó que esta instancia dedicada al estudio, investigación, promoción y conservación del patrimonio histórico, cultural y lingüístico de estas comunidades ha permitido crear grupos de danza indígena, así como fortalecer expresiones de su sabiduría ancestral como canciones, bailes y ritos, al tiempo que realizan intercambios con otros pueblos originarios dentro de su entidad y más allá de las fronteras regionales.

La vocera de la comunidad autóctona de Delta Amacuro estimó que “este decreto va a permitir que, tanto hoy como en un futuro, esta cultura ancestral que implica territorio, idiomas, costumbres, danzas, ritos y hasta las enseñanzas de la madre tierra, se pueda conservar y resguardar de generación en generación, así como extender sus conocimientos hasta la sociedad que no es indígena”.

 

T/VTV