13 peloteros venezolanos evitaron arbitraje en las Grandes Ligas

Hace 3 meses.

El viernes 12 de enero marcó una importante fecha límite en el calendario de las Grandes Ligas. Ese día los equipos y los jugadores elegibles para el arbitraje deben intercambiar las cifras salariales en preparación para una potencial audiencia potencial. Muchos jugadores, incluidos 13 venezolanos acordaron con sus clubes contratos de un año durante la semana y evitaron el proceso de arbitraje de 2018.

El campocorto Freddy Galvis encabezó a los criollos, gracias un acuerdo por 6 millones 825 mil dólares con los Padres de San Diego, en su tercer y último año de elegibilidad.

El pacto significó un importante aumento para el falconiano, de 28 años de edad, que en 2017 devengó un sueldo de $4.350.000 con los Filis de Filadelfia, antes de ser cambiado en diciembre.

Si un jugador y un club acuden a una audiencia, un árbitro decide una figura propuesta, ya sea del jugador o del equipo, y ese será el salario del jugador para la próxima temporada. En ningún caso se tomará una cantidad intermedia. Antes de la audiencia programada, ambas partes pueden seguir negociando. Esa es la situación de cuatro venezolanos.

El jardinero Avisail García le pidió a los Medias Blancas de Chicago $6,7 millones y el equipo le ofreció $5,85 millones. El infielder Yolmer Sánchez, compañero de García, aspira a $2,35 millones y Chicago puso sobre la mesa $2,1 millones. Entretanto, el relevista Felipe Rivero quiere $2,9 millones y los Piratas se transaron en $2,4 millones; mientras que el tercera base Eugenio Suárez aspira a ganar $4,2 millones en 2018 y los Rojos de Cincinnati plantearon pagarle $3,975 millones.

T/LVBP/RNV/JEC